Foto: Rodrigo Fernández.

El antiguo camino La Pirámide se construyó en 1932, cuando el alcalde de Las Condes y el alcalde de Conchalí decidieron hacer una ruta para unir ambas comunas. El objetivo era mejorar el acceso al vergel y a las vegas donde se cultivaban y vendían las hortalizas y frutas que había en el sector donde actualmente está Ciudad Empresarial. El camino se hizo conocido como “Camino La Pirámide” y “Camino a la Pirámide”, por el monolito que años atrás se había construido ahí.

Según cuenta la historia, en 1826 Manuel de Salas, dueño de estos terrenos, donó un sitio al General Juan O’Brien, quien levantó ahí una casa rústica y un pequeño obelisco -que la gente comenzó a llamar Pirámide- para recordar la primera amnistía chilena.

Hoy una placa en el lugar relata:

En este lugar, el 12 de abril de 1818, una semana después de la batalla de Maipú que consolidó la independencia de Chile, el General San Martín se reunió con su ayudante de campo, el general Juan O`brien, para revisar la correspondencia incautada al derrotado representante español, Mariano Osorio. Entre las cartas se encontraron varios que se comprometían a supuestos patriotas en actividades favorables a la causa realista, lo que habría dado motivo para enjuiciarlos por traición. Sin embargo, comprendiendo que lo más importante para el futuro de la República era la reconciliación entre los chilenos, San Martín arrojó las cartas al fuego, entendiendo que así evitaba años de recriminaciones, venganzas y rencores.
El secreto de esos nombres lo llevaron ambos generales a la tumba.

Fuente: Juan Carlos Arellano, Historiador
https://historiasdehuechuraba.wordpress.com/